miércoles 14 septiembre, 2022

Artículo

República Dominicana y Centroamérica: retos y oportunidades compartidas en Desarrollo Humano Sostenible

República Dominicana y Centroamérica se han percibido en el tiempo como lejanas, tanto en distancia (1.256 kilómetros cruzando el mar Caribe) como en historia. Sin embargo, un ojo cuidadoso a su desarrollo humano sostenible demuestra que comparten mucho más de lo esperado y se asemejan en sus retos y oportunidades.

El Sexto Informe del Estado de la Región, publicado en 2021, incorporó por primera vez a República Dominicana en el estudio y seguimiento del desarrollo humano sostenible y la integración regional, que antes incluía solamente a Guatemala, Belice, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Panamá. Así, el alcance del análisis se amplió a la región Centroamérica y República Dominicana (CARD). ¿Qué tienen en común estos ocho países? Son naciones relativamente pequeñas, con poblaciones mayoritariamente jóvenes, con importantes recursos naturales, amplias costas en el océano Pacífico y el Atlántico, y economías pequeñas pero que, en conjunto, son atractivas para los mercados externos. Estas características sientan las bases para una serie de retos y oportunidades comunes que tienen un alto potencial de abordarse conjuntamente.

La posibilidad de la región de actuar en conjunto como bloque CARD toma mayor relevancia por el rol estratégico que puede tener República Dominicana como puente para fortalecer las relaciones de Centroamérica con el Caribe y viceversa.  Ello no solo podría permitir ampliar los mercados regionales, especialmente en lo relacionado con la producción alimentaria y agropecuaria, sino también en términos geopolíticos mediante la construcción de agendas comunes. Además, Centroamérica como uno de los principales destinos de las exportaciones de los países constituye un mercado para impulsar encadenamientos productivos y la profundización y dinamización en sus economías internas.

Por otra parte, la región CARD podría convertirse en un corredor turístico que se integre y promueva internacionalmente de manera conjunta. En 2019, previo a la pandemia, ingresaron alrededor de 18 millones de turistas, y tiene fortalezas para posicionarse como bloque en servicios turísticos en el área de “sol y playa”, ecoturismo y turismo de conservación, cultura e historia presentes en algunas zonas de Centroamérica. Aunque todos los países de la región sufrieron una contracción importante del turismo como consecuencia de la pandemia, República Dominicana fue la que tuvo la mayor pérdida (entre el 2020 y 2021 recibió 4,4 millones de turistas menos, gráfico 1), y a pesar de que la recuperación no ha llevado a los niveles pre-pandemia, se sigue posicionando como el mayor receptor de turismo de la región.

Gráfico de la cantidad de turistas que ingresaron a países de Centroamérica

Además de las oportunidades que surgen a partir del comercio y el turismo a nivel regional, los países tienen una serie de retos comunes. Desde una perspectiva de largo plazo es posible reconocer avances desde el año 2000 en la reducción de la pobreza, reducción de la mortalidad de infantil y mejoras en el acceso al agua en toda la región. Sin embargo, la incidencia de la pobreza sigue siendo alta: para el 2019 superaba el 20% de la población en todas las naciones y el acceso, cobertura y calidad de la educación son insuficientes y existen bajos niveles de inversión pública en educación y salud lo que limita la posibilidad de mejorar estos servicios. Lo anterior, además, se ha dado en una coyuntura histórica de importante debilitamiento institucional y de fuertes riesgos para el fortalecimiento de la democracia, un tema que se profundiza en los análisis de los Informes (PEN, 2016, PEN, 2021).

El panorama anterior nos permite identificar una serie de oportunidades compartidas, derivadas de la localización estratégica de los países y de la posibilidad de ampliar los mercados de República Dominicana pero también retos y desafíos comunes. Para aprovechar estas oportunidades, se requiere que los planteamientos de los países, en términos de acción regional trasciendan el usual corto plazo, y que los liderazgos incorporen la visión estratégica de volver a ver hacia la región.

Referencias:

PEN. 2016. Quinto Informe del Estado de la Región. PEN, San José.

PEN. 2021. Sexto Informe del Estado de la Región. PEN, San José.

Guzmán Benavides Marisol

Autor:

Guzmán Benavides Marisol

Lectura crítica

Merino Trejos Leonardo y Mora Román Alberto

Temas en este artículo

Centroamérica turismo República Dominicana