miércoles 25 septiembre, 2019

Artículo

La supervisión educativa es clave para fortalecer a las comunidades educativas

Uno de los actores del sistema educativo que desempeñan un rol clave en el fortalecimiento de las comunidades educativas es la supervisión de centro educativo. Como señala Beirute (2018) constituye el principal puente entre la Dirección Regional y el centro educativo, pues les corresponde articular a toda la comunidad.

Según los datos de la nómina de nombramientos de la Dirección de Recursos Humanos del Ministerio de Educación Pública[i]  para el período entre enero de 2016 y julio de 2018, 324 personas ocupaban el puesto de supervisión. Esta cifra muestra una alta rotación ya que en 2018 solo existían 207 circuitos escolares. Así, por ejemplo, de las 187 personas nombradas en enero de 2016 el 54,5% se mantenía en el puesto de Supervisión en julio de 2018 y solo una tercera parte (33,7%) mantuvo el mismo nombramiento sin interrupciones.

A nivel general, en este puesto predominan hombres (62%), que tienen como formación de base la educación primaria (86%) y el escalafón profesional más alto (94%). Para conocer mejor el perfil de esta figura se realizó un análisis exploratorio[ii] para las personas nombradas en el puesto de supervisión en julio de 2018. Para ello se consideraron características como: el sexo, la edad, formación base (preescolar, primaria, secundaria), tipo de nombramiento (propiedad o interino), estabilidad en el puesto (aproximada a través de la cantidad de meses que ocupó el puesto en el período analizado) y el número de nombramientos distintos. El objetivo fue identificar grupos de individuos que compartían características comunes entre ellos. Los resultados obtenidos permiten identificar 5 segmentos que se presentan en el siguiente cuadro.

Esta segmentación es importante porque permite conocer mejor a los supervisores y las supervisoras que tiene el sistema y diseñar estrategias de inducción, acompañamiento y desarrollo profesional de cada grupo. También planificar los recambios generacionales especialmente en aquellos grupos que se acercan a la edad de retiro. 

Mejorar la inducción y la capacitación: una necesidad urgente

En materia de inducción, mediante una encuesta aplicada a las personas encargadas de la supervisión escolar, a través de la plataforma “Limesurvey” entre agosto y setiembre de 2018, se recogió información para 146 de las cuales un 89% indicó no haber recibido inducción por parte del MEP para ejercer el puesto. Esta situación debe atenderse ya que, como se consignó en el Séptimo Informe Estado de la Educación, la mayoría tienen como formación de base la primaria, pero deben laborar en circuitos con características muy distintas en cuanto a la cantidad de planteles públicos, las modalidades a atender y la dispersión geográfica de los centros convirtiéndose en una limitación importante para brindar el apoyo requerido a las direcciones de centros educativos.

Además, se les pide ejecutar una diversidad de tareas que cargan sus agendas de trabajo y les impiden profundizar su labor de apoyo y supervisión a la gestión de las direcciones de los centros. El 94% de las personas consultadas, indica que su trabajo se ve afectado por varias dependencias del nivel central del MEP que solicitan informes, documentos y labores semejantes, lo cual ocasiona duplicidad de trabajo. En la siguiente nube de palabras se aprecia de donde vienen esas demandas según las principales menciones que hicieron: Programa de Alimentación y Nutrición del Escolar y del Adolescente (PANEA), Departamento de Análisis Estadístico, Dirección de Programas de Equidad con más de 30 menciones. En un segundo orden, aparecen la Dirección de Vida Estudiantil y la de Gestión y Evaluación de la Calidad con más de 20.

Además, de las múltiples tareas de verificación provenientes del nivel central o regional, Vargas (2017) señala que los puestos de supervisión deben reemplazar al director o directora cuando se presenta una incapacidad y no se da un nombramiento oportuno por parte de la Dirección de Recursos Humanos. También señala que hay desmotivación causada por temas salariales, ya que perciben ingresos menores que otras clases de puestos Vargas (2017). Cuando se analiza la estructura salarial de este puesto se encuentra que no recibe pago por concepto de doble jornada, lo cual ocasiona que algunos puestos como Dirección de Colegio 3 presente en promedio salarios mayores.

En síntesis, la alta rotación de personal, la falta de inducción y acompañamiento, desmotivación, la sobrecarga administrativa y las solicitudes desde el nivel central y regional son elementos que limitan un rol efectivo de esta figura. Para contar con supervisiones líderes en su comunidad educativa que apoyen la gestión administrativa y académica en los centros educativos se requiere de cambios en distintas áreas que van desde el reclutamiento, selección y permanencia del personal, una revisión de los roles que desempeñan, las condiciones bajo las cuales trabajan y los apoyos que se les brindan.

Es menester que el MEP establezca, con urgencia, un sistema de información integrado para todas sus dependencias que libere a las supervisiones de múltiples tareas de verificación y de solicitudes de información, minando las posibilidades de que estos ejerzan otras actividades sustantivas relacionadas con la construcción o promoción de comunidades educativas en los centros educativos y la aplicación de la reforma curricular, las cuales en la actualidad están relegadas a un segundo plano.

 

Referencias bibliográficas:

Beirute, T. 2018a. La estructura y gestión curricular de las Direcciones Regionales de Educación. Ponencia preparada para el Séptimo Informe sobre el Estado de la Educación. San José: PEN.

Vargas, A. 2017. La influencia del personal supervisor en la mejora de las capacidades de gestión de los centros educativos. San José: MEP.

___________________

[i] Esta información fue preparada por la Dirección de Informática de Gestión.

[ii]  Se recurrió al análisis de k-mean ya que minimiza la inercia intra-clases entre los conglomerados formados.

Murillo Delgado Dagoberto

Autor:

Murillo Delgado Dagoberto