lunes 27 junio, 2022

Noticia

INA busca sensibilizar a sus docentes y personal administrativo sobre relevancia de la educación como un derecho humano

Junio, 2022.  Personas funcionarias del INA de diferentes regiones del país participaron de la charla “La educación como derecho humano: S.O.S por nuestros niños, niñas y adolescentes”, impartida los días 16 y 23 de junio por Dagoberto Murillo, investigador del Informe Estado de la Educación.

La presentación estuvo dirigida al personal docente y administrativo del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) de las distintas sedes regionales, con el propósito de sensibilizar al funcionariado sobre la educación como derecho humano, y así contribuir a mejorar la forma en la que se atiende a personas en situación de desventaja social y educativa.

De acuerdo con la señora Damaris Vargas Aguilar, Coordinadora Nacional del Área de Asesoría de Desarrollo Social del INA,  la información brindada por el expositor permite a quienes participan de la actividad, la actualización sobre la realidad educativa costarricense, de la que el INA es parte como institución responsable de la formación técnica en el país; así como, la mayor comprensión de las condiciones socioeconómicas, personales y familiares que viven las poblaciones más vulnerables y que permean el acceso, permanencia y egreso exitoso de los servicios de Capacitación y Formación Profesional que les ofrece el centro educativo.

La actividad surge como producto de las recomendaciones realizadas por la Auditoría Interna de la institución, desde donde se sugiere el gestionar las acciones respectivas para modelar cambios sostenibles en la cultura organizacional, esto con el fin de alinearla con la política para la atención de la población en desventaja social, reforzando aspectos de servicio al cliente, equidad, pobreza y derecho a la educación, destacó la señora Vargas Aguilar.

El investigador del Informe Estado de la Educación, Dagoberto Murillo, inició agradeciendo el espacio brindado por el INA para compartir información con su personal docente y administrativo sobre la realidad educativa y los principales desafíos que enfrentará el país en los próximos años. Se enfatizó en la necesidad de contar con estrategias diferenciadas de atención para las personas en condiciones de vulnerabilidad social, la importancia de la educación pública para nivelar oportunidades y la oportunidad que ofrece la pandemia para repensar una educación distinta que responda a las demandas del siglo XXI; la reflexión se basó en algunos de los principales hallazgos de investigación del Octavo Informe Estado de la Educación, presentado en agosto de año pasado.

Durante la charla se señaló que definitivamente la educación es clave para el desarrollo humano. El centro educativo juega un rol de gran importancia para el aprendizaje, nutrición, protección, cuido, relaciones sociales y convivencia del estudiantado. Estos aspectos son fundamentales para atenuar los amplios problemas de desigualdad social que enfrentan las personas estudiantes y evidencian las distintas realidades fuera de las escuelas y colegios, tales como: pobreza, rezago escolar, logro educativo, conectividad, hacinamiento tecnológico, recorte de aprendizajes y condiciones de vulnerabilidad, principalmente, en aquellos hogares con climas educativos bajos. Ante la llegada inesperada de la pandemia, la escuela improvisada en casa implicó una ampliación de las brechas socioeducativas presentes, lo cual impacta en el perfil que tienen las personas que ingresan actualmente e ingresarán al INA en los próximos años.

Asimismo, se recalcó que el sistema educativo costarricense atraviesa una grave crisis producto de los rezagos históricos acumulados, el golpe de la pandemia, y las rigideces institucionales, y que esta crisis es la peor que se ha tenido en varias décadas. También, se enfatizó la necesidad de ejecutar una hoja de ruta estratégica a partir de un Acuerdo Nacional para la Educación, que contemple planes remediales de nivelación, una campaña para fortalecer habilidades lectoras, resolver el acceso a la conectividad en los hogares y centros educativos, desarrollar las competencias digitales en los docentes e innovar con nuevas formas de enseñanza para una escuela del siglo XXI.

El señor Murillo hizo un llamado a la reflexión, destacando que esta situación de crisis puede ser vista como una tragedia, la cual tiene un rostro: las personas estudiantes quienes son la razón de ser del sistema educativo; exclamó un “SOS por nuestra niñez y juventud”. Es clave llevar a cabo acciones rápidas, cambios disruptivos, innovar en la adversidad, encender nuevas luces para nuestra educación.

Posterior a la presentación “La educación como derecho humano: S.O.S por nuestros niños, niñas y adolescentes”, las personas funcionarias del INA, que asistieron a la actividad, tuvieron un espacio para realizar consultas y compartir sus reacciones a los datos compartidos.  Algunas de las preguntas se enfocaron en temas como: los problemas de conectividad en los hogares y la brecha digital, la necesidad de articular esfuerzos interinstitucionales para velar por los derechos de los estudiantes, el hacinamiento tecnológico, currículo desactualizado, rezago escolar.

Otros de los puntos que fueron mencionados por las personas asistentes fueron: la falta de apoyo del gobierno y de otras instancias para para atender al estudiantado en condición de vulnerabilidad, débiles competencias docentes, falta de sinergias para hacerle frente a los desafíos educativos del país.

Finalmente, la Coordinadora Nacional del Área de Asesoría de Desarrollo Social del INA añadió: “La oportunidad de coordinar el evento con el Programa Estado de la Nación nos confirma el valor del trabajo interinstitucional e intersectorial, máxime cuando se trata de entidades con la seriedad, rigurosidad científica, credibilidad y espíritu de colaboración como lo es el PEN”.

 

 

 

 

 

 

 

Brenes Mata María

Autor:

Brenes Mata María

Revisado por:

Murillo Dagoberto