INFORMES PEN


Estado de la Nación

Estado de la Región

INFORMES PEN

ENmobileERmobileEEmobileECTImobileEJmobile

COMUNICADO DE PRENSA

 

Obesidad, desnutrición y enfermedades crónico degenerativas conllevan serios riesgos para la región centroamericana


• Prevalencia de la obesidad y sobrepeso en mujeres en edad fértil aumentó en todos los países de la región (con excepción de Panamá): en 2013 más del 50% de las mujeres presentaba esa situación.

• Perfil de morbimortalidad sigue estando dominado por enfermedades crónico degenerativas relacionadas con estilos de vida: cáncer, cardiopatías y la diabetes.

01 de febrero 2017. La obesidad, el sobrepeso, la desnutrición y los estilos de vida que agudizan la incidencia de enfermedades crónico degenerativas son problemas que afectan significativamente a la población centroamericana, los cuales conllevan altos riesgos para la región.

Centroamérica es una región que enfrenta el problema conocido como: la "doble carga de la malnutrición", es decir, comunidades y hogares en los que la desnutrición coexiste con el sobrepeso y la obesidad. En estos hogares habitan menores de cinco años en condición de desnutrición crónica junto con mujeres, en edad fértil, con problemas de obesidad y sobrepeso.

El fenómeno de la "doble carga de la malnutrición" es creciente en la mayor parte de los países del área y obliga a modificar el abordaje de las políticas públicas de seguridad alimentaria y nutricional. Esto se ha convertido en una preocupación mundial debido a su alta y creciente prevalencia, así como al impacto que provoca en el aumento de las tasas de morbilidad y muerte asociadas a padecimientos como diabetes, hipertensión, cáncer y enfermedades cardiovasculares.

El Quinto Informe Estado de la Región señala que con excepción de Costa Rica (5,6%), a nivel regional la prevalencia de la desnutrición crónica durante el período 2008-2011 fue de 28,4%, más del doble del promedio de América Latina y el Caribe (12,8%) para el año 2012. Belice, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Panamá presentan valores cercanos a 20% y el caso más dramático es el de Guatemala, con una tasa de 49%, muy alta a la luz de los parámetros internacionales definidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Con respecto a la evolución del sobrepeso y la obesidad, en los países de la región (excepto Panamá) la prevalencia se ha incrementado en alrededor del 30% de las mujeres en la primera parte de la década, a más del 50% en el 2013.  Dicha evolución es creciente y evidencia la necesidad de transformar los hábitos alimenticos y estilos de vida para evitar que este problema siga afectando a la población.

 

Por otro lado, datos del reciente Informe Estado de la Región señalan que otro de los riesgos latentes para la región centroamericana corresponde a  que el perfil de morbimortalidad sigue estando dominado por enfermedades crónico degenerativas, como: cáncer, cardiopatías, diabetes - relacionadas con estilos de vida no saludables, entre ellos la falta de actividad física y la mala alimentación, asociados al sobrepeso y la obesidad. Los países que reportan más fallecimientos por neoplasias o cánceres (mayor tasa de mortalidad) son Panamá, Costa Rica y El Salvador. La proporción de cánceres de pulmón, tráquea y bronquios es mayor en Panamá y El Salvador; en el aparato digestivo y el peritoneo tiene una alta incidencia en Costa Rica y Panamá.
 

Las afecciones del corazón son, entre las enfermedades crónicas, la segunda causa de mortalidad regional y su peso se ha incrementado. En 2012 la tasa fluctuó entre 25 y 60 por cada 100.000 habitantes. Asimismo, la diabetes, que está relacionada con malos hábitos alimentarios y el sedentarismo, tiende a aumentar como causa de muerte en la región. En 2012 la tasa de mortalidad por 100.000 habitantes varió entre 14 para Costa Rica y 42 para Honduras.

Ante este contexto, los crecientes niveles de estas enfermedades implican serios riesgos para Centroamérica debido a la baja cobertura de la seguridad social. La atención de estas patologías complejas (cáncer, diabetes y enfermedades cardiovasculares) es cara y altamente especializada.

De acuerdo con un estudio reciente, en El Salvador, Honduras, Guatemala y Nicaragua la cobertura de la seguridad social entre los ocupados es inferior al 30% y, para enfrentar su relativa desprotección, los hogares incurren en un mayor gasto privado y de bolsillo en salud. Por lo que, hacer frente a las contingencias relacionadas con la vejez y la enfermedad se torna difícil, dados los altos niveles de pobreza que prevalecen en la región.

Para más información:
María Brenes Mata  /  This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.  / 2519 5863

  

eMail: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
CONARE, Edificio Dr. Franklin Chang Díaz, 300 metros al norte del Parque de La Amistad, Pavas, San José, Costa Rica, Apdo. 1174-1200
Tel. (506) 2519-5845 / 25195860 - Fax: (506) 2290-5879 / 2296-5626