INFORMES PEN


Estado de la Nación

Estado de la Región

INFORMES PEN

ENmobileERmobileEEmobileECTImobileEJmobile

empredendimientos

  • 06/03/2017 Propiedad de la tierra y emprendimientos de los hogares revelan amplias brechas de género

    COMUNICADO DE PRENSA
     

    Propiedad de la tierra y emprendimientos de los hogares revelan amplias brechas de género


    Solamente un 15,6% de las fincas agropecuarias tiene una mujer como propietaria.

    • Grado de informalidad es mayor entre las mujeres emprendedoras.

    06 Marzo 2017. La alta informalidad que caracteriza a los emprendimientos de las mujeres y el bajo porcentaje de fincas agropecuarias operadas por mujeres constituyen dos ejemplos de las amplias brechas de género que siguen afectando a la población femenina del país.

    En el marco de la celebración del "Día Internacional de la Mujer", el Vigesimosegundo Informe Estado de la Naciónseñala que en las fincas agropecuarias operadas por una persona física, solo un 15,6% de la tierra tiene propietarias. La proporción de productoras es de 25% en las fincas menores de una hectárea, y baja gradualmente hasta un 5% en las grandes (cien hectáreas o más). Es decir, las pocas mujeres propietarias en el país tienen fincas pequeñas, mientras que las de mayor extensión son operadas en su mayoría por hombres.


    Por otro lado, con respecto a los hogares productores en el país, es decir, aquellos que realizan actividades productivas de bienes o servicios en forma independiente (empleadores de mipymes o trabajadores por cuenta propia), se encuentra una mayor informalidad entre las mujeres emprendedoras, las personas jóvenes y las que tienen baja escolaridad.

    La Encuesta Nacional de Hogares Productores 2015 (Enhopro) estima que de un total de 371.191 emprendimientos predominan los hombres: 65% versus 35% de mujeres. Estos emprendimientos representan un 28% del empleo nacional, con mayor peso en las zonas rurales (36%). Aportan un 30,8% del empleo masculino y un 25,1% del femenino. Según su motivación, se pueden clasificar en tres grupos: por necesidad (46,2%), oportunidad (38,5%) y tradición (15,3%). Las mujeres tienen un peso mayor en los emprendimientos por necesidad, que son actividades con alta informalidad, que han recibido poco apoyo financiero e institucional, que en su mayoría se desarrollan dentro de la casa o a domicilio y que tienen bajo uso de TIC's. En el otro extremo, entre los emprendimientos por oportunidad (con el mejor perfil) las mujeres representan solamente un 30%.

    Al clasificar los emprendimientos en cuatro grupos según el grado de informalidad (por ejemplo negocios sin cédula jurídica, sin libros contables, sin establecimiento físico, entre otros), se observa que entre los emprendimientos femeninos hay mayor informalidad.

    Asimismo, los problemas de empleo siguen afectando más a las mujeres (mayores tasas de desempleo, mayor incumplimiento de garantías laborales y estancamiento en la participación laboral), mientras que la brecha salarial sigue perjudicándolas.

    En Costa Rica, como en todas las economías en desarrollo, históricamente la participación laboral masculina ha sido superior a la femenina. En 2015 el 74% de los hombres en edad de trabajar estaba ocupado o buscando empleo, en contraste con un 48% en el caso de las mujeres, proporción que no ha tenido mayores cambios en los últimos seis años. Este estancamiento obedece en gran parte a la carga del trabajo doméstico no remunerado (cuido y tareas domésticas), cuyo peso recae sobre todo en las mujeres.

    Además de la disparidad en la participación, los ingresos promedio difieren significativamente entre sexos.  Aunque se ha reducido en más de diez puntos porcentuales en las dos últimas décadas, en 2015 la brecha era de 18% a favor de los hombres. Al estimar la diferencia, considerando otras variables, como educación, edad y características del empleo, se observa que en 2015 aún existía una ventaja de 7,9% en el salario por hora de los hombres. Es decir, en igualdad condiciones en cuanto a escolaridad, edad y características demográficas y laborales, es probable que el hombre gane en promedio ocho colones más por cada cien colones de salario que recibe la mujer en el mismo empleo.



    Más información:
    Arlene Méndez Solano  /  This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.  / 2519 5846

     

  

eMail: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
CONARE, Edificio Dr. Franklin Chang Díaz, 300 metros al norte del Parque de La Amistad, Pavas, San José, Costa Rica, Apdo. 1174-1200
Tel. (506) 2519-5845 / 25195860 - Fax: (506) 2290-5879 / 2296-5626